f t g m
Copyright 2018 - © Imágenes de Naturaleza - 2003

Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila

Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila

Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila

DESCRIPCIÓN:
El Parque Regional de Calblanque cuenta con una extensión de 1.882 Has. y se encuentra en la franja litoral que va desde Cala Reona y los cerros del Atalayón, situada en las proximidades al Oeste de Cabo de Palos, hasta la playa colmatada de restos mineros de Portmán. El espacio natural encuentra sus límites septentrionales discurriendo paralelos al tramo de autovía entre Los Belones y Cabo de Palos por el Oeste, y alcanza la Peña del Águila y los relieves de La Primavera por el Este.

 

El área de protección de este espacio natural está ocupado, en su mayor parte, por las formaciones montañosas que discurren paralelas al mar y que descienden suavemente por el Este hasta la zona más llana del parque, en la depresión de las Salinas del Rasall. Multitud de estructuras y materiales geológicos aparecen en él: dunas fósiles, acantilados, playas, rocas sedimentarias como las calizas o rocas metamórficas como las pizarras y filitas.
El Parque se encuentra delimitado en los términos municipales de Cartagena y La Unión. En la periferia del parque se encuentran núcleos urbanos como Cabo de Palos, Los Belones, Llano del Beal o Portman. Núcleos rurales de pequeña entidad son El Corralón y Las Barracas. La importancia del parque viene determinada por ser un espacio de gran diversidad ambiental y ecológica. Interés naturalístico, ecosistémico, pasiajístico y geomorfológico.
En cuanto al clima es típicamente mediterráneo, parecido al del Mar Menor. La temperatura media anual es de 17ºC, y las medias mensuales de junio, julio, agosto y septiembre son superiores a los 21ºC. El invierno es muy suave, pues las temperaturas medias de los meses fríos no descienden de los 10ºC.
Otro dato a destacar es el escaso régimen de lluvias, con menos de 300 l/m2. al año. La aridez es aquí fundamental, sobre todo por sus 320 días y 3.000 horas anuales de insolación.
FLORA:
Entra las numerosas especies que podemos encontrar en el Parque destacan las siguientes por su abundancia o por su importancia ecológica:
Así, en las zonas húmedas encontramos especies como el baladre o adelfa, el taray, la viscosa, los juncos, alguna higuera asilvestrada o especies no autóctonas como el gandul.
En las partes altas del parque como las sierras, encontramos habitualmente el pino carrasco, la coscoja, el palmito, el espino negro o el ciprés de Cartagena. Hay que señalar la presencia de un núcleo de encinas (algo más de 20 ejemplares) al que se asocian arbustos como el lentisco, el terebinto, la madreselva, la estepa, el jaguarzo, la jara negra y las aromáticas como el romero, tomillo, ajedrea, espliego y rabogato, así como algunas leguminosas como la albaida.

En los acantilados y playas se encuentran especies como el chumberillo de lobo, el perejil de mar, la margarita marina, el barrón, la zanahoria borde, la azucena de mar o el cuernecillo.
FAUNA:
Aves: Entre la gran cantidad de aves existentes destacan en las zonas húmedas, en taludes, los abejarucos o los cernícalos comunes. En las montañas podemos ver rapaces como el alcotán, el ratonero común, el halcón y el águila perdicera, así como aves de menor tamaño como mirlos, carboneros comunes, jilgueros, tórtolas, torcaces, currucas, petirrojos además de otras como la perdiz común, la collalba negra, el colirrojo tizón, la bisbita común, la curruca cabecinegra o el alcaudón común.
En las zonas pegadas al mar podemos observar aves acuáticas y limícolas como distintos distintos tipos de gaviotas, el charrancito, el chorlitejo patinegro, el correlimos tridáctilo, el ostrero o el vuelvepiedras.
Mamíferos: En el parque podemos encontrar mamíferos como el conejo, la liebre, el zorro, la escasa garduña o el pequeño lirón careto.
Reptiles y Anfibios: Entre éstos destacamos la el eslizón ibérico, el lagarto ocelado o las lagartijas común, cenicienta y colirroja, junto con ejemplares de culebra bastarda y de escalera. También encontramos anfibios como el sapo corredor.
Invertebrados: Destacan el fartet, pez en peligro de extinción que tiene en Calblanque junto con el Parque Regional de San Pedro, uno de sus reductos más importantes.
Destacamos también elescarabajo iberoafricano del género Megacephala, o el caso del limántrido que se trata de una mariposa cuya larva sólo aparece sobre plantas suculentas de saladares y que puede verse en el entorno de las Salinas del Rassall. En el grupo de las arañas se destaca la presencia de endemismos como Dysdera presai o Zodarion diatretum entre otros.