En el interior de la célula vegetal, en su citoplasma, se encuentran unos corpúsculos denominados plastos que contienen gran cantidad de una sustancia verde, denominada clorofila. La clorofila es la gran responsable de la fotosíntesis.
La fotosíntesis es uno de los fenómenos más sorprendentes, enigmáticos e insólitos de la vida en el Universo.
Gracias, fundamentalmente, a la energía solar, a la clorofila, al agua y al aire, las plantas producen alimento con los minerales absorbidos del suelo. Se realiza una importante reacción química en cada plasto del citoplasma vegetal, interviniendo las siguientes sustancias y elementos:
Anhídrido carbónico del aire,
agua extraída del suelo,
clorofila y
luz solar.
El resultado de esta manufactura clorofílica es la formación de moléculas de glucosa y a partir de ellas: almidones, féculas, celulosas, etc., desprendiéndose tras la reacción química, cantidades ingentes de moléculas de oxígeno a la atmósfera.

Joomla Templates by Joomla51.com