Los anfibios son vertebrados terrestres que, como su propio nombre indica, tienen la capacidad para vivir en dos medios distintos, el agua y la tierra. Generalmente en su fase larvaria están en el agua y en su fase adulta en la tierra. 

Se podría decir que es una fase intermedia entre los peces y los reptiles.

Son ectotermos, al igual que los reptiles, es decir, se autorregulan con ayuda de la temperatura exterior, por lo que también suelen hibernar.

Sufren una metamorfosis desde que están en el estado larvario hasta que pasan al estado adulto. Así, en el estado larvario suelen respirar por medio de branquias que conforme van creciendo desaparecen y se forman los pulmones en el adulto, respirando de forma pulmonar. Tienen otra forma de respiración por la piel (respiración cutánea) que les permite sobrevivir cuando están en el agua.

Los sentidos suelen estar desarrollados como en los demás vertebrados. Así, el oído es similar a otras especies de vertebrados. La vista está bien desarrollada.

El dimorfismo sexual suele ser acusado en las distintas especies.

Los anfibios suelen desplazarse nadando y saltando por lo general.

Por otro lado, buscan pareja para la reproducción mediante sonidos emitidos gracias a una especie de cámaras de resonancia llamadas sacos vocales

Esta reproducción se produce mediante una cópula, tras la cual ponen sus huevos en medio acuoso.

La alimentación es variada, comiendo las larvas algas, bacterias o pequeñas presas microscópicas. El adulto suele comer insectos e incluso pequeños vertebrados.

Joomla Templates by Joomla51.com