En las playas del Mar Menor y de nuestro litoral mediterráneo, no sólo encontramos restos de animales y plantas, objetos variados son depositados por el oleaje en sus orillas: botellas ebrias, maderas flotantes, redes troceadas, bidones de plástico, restos de naufragios y cientos de tesoros inimaginables. Tras fuertes oleajes aparecen, como arrancados al dios Neptuno, hierros oxidados de tridentes o de algún velamen cuarteado. Muchos de los objetos materiales llevan incrustados, como inquilinos gratuitos, caracolillos, algas, percebes, etc., sin duda estos objetos llevaban mucho tiempo sumergidos.

Material empleado: Cartulinas recortadas (25x10 cm aproximadamente), rotuladores, estacas de madera (ver dibujo), bolsas de basura y libreta de campo. 

Desarrollo: No deja de ser una buena labor quitar basuras de las playas y montes, pero su clasificación resulta interesante. Es útil previamente establecer los espacios de depósito: uno para objetos de metal, otro para los plásticos, etc. ¡Cuidado con dañarse! Los niños en grupos designados recogen los objetos encontrados y los dejan en los espacios designados. Hay que tomar nota y apuntar para realizar un estudio estadístico.

Joomla Templates by Joomla51.com