No se necesita un batiscafo ni un equipo subacuático para encontrar variedad en turbamulta de chapinas y caracolas deshabitadas, como casitas abandonadas por inquilinos cambistas, y que se prestan a las inclemencias del tiempo y que los vientos y pedrizas las deterioran con paciencia de ermitaño, arrancándole tejas y descascarillando sus muros.

Muchas de estas caracolas están marcadas por el trasiego de los años; sus aristas y protuberancias han sido lijadas por las pacientes olas y las arenas párvulas, han perdido los surcos que las identificaban. 

Las costas murcianas, las calas y playas las reciben cuando el mar bravío las vomita ruidosamente en los temporales de levante (cuando arrecia el maestral, viento del norte, la zona sureste del Mar Menor es un cesto o recipiente natural de estas venustas arquitecturas carbonatadas). 

Material empleado

Para recoger los restos de los hospicios de los moluscos sólo se necesita un cubo o una bolsa. Para que la búsqueda sea eficiente y las observaciones utilizables es aconsejable que apuntemos en un bloc (le podríamos poner un nombre, algo así como: "Cuaderno de chapinas y caracolas" o "Bloc de hallazgos de habitáculos de moluscos marinos") la fecha, lugar exacto de las especies encontradas, si ha sido tras un temporal de días anteriores o las circunstancias del hallazgo. Si, además queremos presentar una colección embellecida, nos haremos de un bote de barniz y, una vez limpias, enjuagadas con agua y limpias, barnizaremos los habitáculos marinos.

Desarrollo: A veces, puede resultar complicado de hacerse con variedad diferencial de chapinas y caracolas de especies, ya que muchas de ellas son depositadas por el oleaje en lugares únicos, en calas o playas poco visitadas, por lo aconsejamos realizar la "colección de chapinas y caracolas" con la participación de un grupo numeroso de niños y niñas (es decir, huir de la colección individual), de este modo las aportaciones serán más diversificadas. En otra experiencia os daremos dibujos realizados a mano para que podáis identificar y rotular con sus nombres científicos las conchas y caracolas.

Joomla Templates by Joomla51.com